viernes, 30 de diciembre de 2016

Naranjas Confitadas




¡Cómo me encantan estas fechas navideñas! tan entrañables por los colores, los sabores y los olores que impregnan la Navidad en nuestras casas, pero sobre todo en la cocina, esos agradables y dulces aromas a canela, a clavo, a jengibre, a nuez moscada, a vainilla, a flor de Azahar, a chocolate, a naranja...
Por estos días tan especiales, suelo encender el horno más de lo habitual  y preparar mil cosas, como unas ricas galletas de jengibre y canela, pudines de pan, y cómo no, ese riquísimo roscón de Reyes que tanto añoramos cada año. Me gusta mucho sentir cómo esos olores impregnan mi casa y llenan mí mente de bonitos recuerdos de mi infancia,  me gustaría tanto que mis niños también tuvieran esos recuerdos cuando sean mayores.

Como cada año, en mi casa ya es tradición hacer el Roscón para Reyes, así que ya he empezado a preparar con antelación mis naranjas confitadas, son tan versátiles, que además de servir para el roscón de Reyes, también se pueden usar para preparar otras recetas, ya sean saladas o dulces, como este rico bizcocho de naranja  que suelo hacer para Navidad o simplemente bañadas con chocolate negro ¡están buenísimas!, realmente son muy útiles en nuestra cocina.

Si estáis pensando en hacer vuestro propio roscón de Reyes u otra receta y no encontráis las naranja confitadas (como me pasó a mí la primera vez que hice el roscón) os dejo  estos sencillos pasos para que vosotros mismos elaboréis las naranjas confitadas. Son súper sencillas de hacer y lo mejor es que los ingredientes los tenéis en vuestra nevera y despensa.

Ingredientes:





·       Dos naranjas frescas pequeñas

·       Una cucharada de bicarbonato
·       300 gr. de azúcar
·       150 ml. de agua



Preparación:

1.    Lavar muy bien las naranjas para quitar toda la suciedad, secarlas con un paño y cortarlas en rodajas muy finas.





2.    En una cacerola colocar las rodajas y poner agua del grifo, la suficiente para cubrir las naranjas, luego se añade la cucharada de bicarbonato. Llevar al fuego, cuando empiecen a hervir se retiran, se escurren y se limpian con agua del grifo con mucho cuidado para quitar el bicarbonato, esto se hace para quitar el sabor amargo de la piel de las naranjas.




3.    En el mismo recipiente ya limpio poner los 150 ml. de agua, las rodajas de naranjas y el azúcar, cocinar a fuego medio por una hora o hasta que el azúcar quede en almíbar, se retira del fuego y se deja enfriar.




4.    Por último, sacar las rodajas y ponerlas en una rejilla para que se sequen, cuando estén ya secas se pueden utilizar en ese momento o guardarlas en un lugar frio y seco en papel de horno o en papel film. Igualmente también conservarlas en botes de cristal herméticos con su almíbar.

Eso es todo, espero que esta receta os sea muy útil y que estéis disfrutando junto con vuestras familias de estos días tan especiales. Os deseo una feliz Navidad y un feliz Año Nuevo.

¡Felices Fiestas!

2 comentarios:

  1. Hooooola Mariela!!!

    Ostraaas!!!! Qué pinta que tiene esta receta! Fíjate que yo siempre me he preguntado como se hacía la fruta que hay así como escarchada encima del tortel de reyes y me acabas de dar la respuesta!

    Y sí, bañadas en chocolate negro están buenísimas. Yo que soy una chocoadicta, se me cae la baba (con las fresas remojadas en chocolate, también, conste).

    Pero es que además es una receta súper fácil incluso para un postre o para hacer mermelada.

    Gracias por compartirla!!!

    Un besote enooorme!!! ♥

    Y FELIZ 2017!!!!!

    ResponderEliminar
  2. Hola Guapísima!!! La fruta que lleva el roscón puede ser escarchada o confitada, pero yo prefiero solo la naranja confitada, además que lleva menos azucar que la escarchada...
    Un abrazo y muchos besos!!!

    ResponderEliminar

Muchas gracias por vuestros comentarios.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...